¿Buscas una empresa de poda en Cercedilla?

Cercedilla es una localidad que se encuentra tan solo a 30 minutos de nuestro centro de trabajo y eso nos permite realizar labores de poda y tala de arbolado a precios muy competitivos.
Poda de árboles en Madrid
Realizamos poda en altura y tala de árboles.
Servicio completo de poda, tala, y recogida de ramas y restos vegetales. Damos la opción de hacer leña con las ramas y troncos.
Trabajamos de forma segura y eficaz.
Amplia experiencia y grandes profesionales en la poda y tala de arbolado cubiertos por un seguro de responsabilidad civil.
Podamos árboles enfermos o descompensados y talamos árboles muertos o muy enfermos de cualquier tamaño y por muy complicada que resulte su ubicación.

Lo ideal es no tener que podar los árboles, para ello no se les debería de pinzar cuando son jóvenes, sin embargo en Madrid existe la costumbre de cortarles la yema apical con la pretensión de que hagan más copa, y eso no permite alcanzar a el árbol su porte natural, que es el compensado y el que no genera problemas.

Somos conscientes de que se poda demasiado a los árboles y de forma innecesaria pero en muchas ocasiones no queda más remedio. Las razones principales que llevan a que un árbol necesite de una poda son:

  • Copa descompensada, esto suele producirse cuando el árbol no tiene espacio para desarrollarse correctamente al estar muy cerca de otros árboles, lo cual provoca que se incline o que la copa del árbol crezca y pesé más en un lado que en otros, en este caso la poda se realiza para compensar el peso y que el árbol no acabe cayendo.
  • Árbol enfermo, los árboles cuya salud se ve mermada por las razones que sean acostumbran a tener ramas secas que se deben de podar ya que un golpe de viento o una nevada las pueden hacer caer con el consiguiente peligor para personas o bienes materiales.
  • Podas de formación. Una vez se empieza a podar un árbol éste es muy posible que vaya a necesitar de podas toda su vida, las podas de formación van encaminadas a que el árbol esté compensado y estéticamente bello.

¿Cuándo hay que cortar un árbol?

Un árbol hay que cortarlo cuando ha muerto o cuando está muy enfermo y supone un peligro su caida.

Otra razón para tener que cortar un árbol es que sus raices estén levantando un pavimento o dañando una infraestrucutura o que su copa provoque problemas a una fachada.

Estas suelen ser las razones más habituales para realizar una tala de un árbol.